Artículo escrito por Mario Cea, jurado en el concurso de fotografía «Creativa en la naturaleza» en Fomunity.

La fotografía está en constante evolución tanto en el ámbito técnico como en el estético y esto unido a la creatividad de muchos fotógrafos hace que contemplemos a diario imágenes impactantes.

En este artículo explicaré algunos de los métodos y técnicas que utilizo para conseguir crear mis imágenes.

Lo primero que quiero contaros es que siempre trabajo con fauna salvaje y basaré este artículo en esa manera de trabajar, pero por supuesto todo lo que a continuación voy a contaros es aplicable a otras modalidades y disciplinas fotográficas, no siendo en absoluto necesario incluir animales salvajes en nuestras imágenes.

Para mí una de las grandes satisfacciones de la fotografía de fauna es el trabajar la especie que quieres fotografiar aprendiendo de ella todo lo posible, intentando observar sus comportamientos cotidianos, su manera de alimentarse, sus hábitat preferidos, en definitiva un trabajo de campo exhaustivo que hará que el conseguir resultados a la hora de realizar las sesiones sea mucho más fácil.

Desde siempre me interesó mucho la fotografía nocturna, disciplina que practico a menudo y uno de mis retos siempre ha sido combinar la fotografía nocturna con la fotografía de fauna.

Son dos modalidades muy exigentes y bastante distintas entre sí, por lo que ambas requieren de bastante práctica para comenzar a conseguir resultados.

La mayor parte del tiempo que dedico a la fotografía está destinado a aunar estas dos técnicas, intentando crear imágenes que en la mayoría de las ocasiones escapan al ojo humano y así conseguir o al menos intentar fotografiar animales nocturnos en conjunción con cielos estrellados, vías lácteas o la Luna.

Para ellos empleo diferentes técnicas e intento aprovechas todas las ventajas que nos da la fotografía digital actual.

Voy a explicar las que más utilizo normalmente:

  • Técnica de doble enfoque con cambio de objetivo.
  • Técnica de doble enfoque con un solo objetivo
  • Técnica de doble exposición en cámara

Doble enfoque con cambio de objetivo

De la primera tengo que decir que es una técnica compleja y que requiere de bastante práctica.

Básicamente se trata de intercambiar dos lentes durante una larga exposición.

Los materiales necesarios serían los siguientes:

  • Necesitamos un trípode con una lente que hemos preenfocado donde supuestamente estará el animal.
  • Tenemos un segundo trípode con un teleobjetivo para fotografiar por ejemplo la luna.
  • Necesitamos también un mando disparador y que nuestra cámara disponga del modo «B» (Bulb) para realizar una larga exposición.
  • Alguna unidad de flash será necesaria para iluminar la escena principal mientras que la luna la captaremos con la luz natural que desprende.

Una vez tengamos todo esto preparado comenzaríamos enfocando y encuadrando la luna donde queremos que quede plasmada en nuestro fotograma. Arrancaremos la exposición con el mando disparatador dejándolo bloqueado para que la exposición continúe hasta que nosotros decidamos. Nada más iniciar la exposición tendremos que tapar de forma manual nuestro objetivo, bien con su tapa, o con cualquier objeto opaco que no deje entrar luz al sensor. Esta acción tiene que ser rapidísima ya que una correcta exposición de la Luna suele rondar entre 1/250 y 1/500 de segundo. Nuestro satélite se mueve con mucha rapidez en el cielo y cuando usamos muchos aumentos para fotografiarla necesitamos una velocidad de obturación rápida si queremos nitidez. Si tardamos más en tapar nuestro objetivo, la Luna quedara sobreexpuesta y si nos precipitamos quedara subexpuesta o ni siquiera saldrá en el fotograma. Tenemos que ser precisos en esto y practicar con anterioridad para conseguir el resultado idóneo.

Una vez que tenemos nuestro objetivo tapado y mientras continua la exposición, tendremos que desmontar el cuerpo de la cámara para montarlo en la lente que teníamos ya preenfocada. Esta acción debemos hacerla rápidamente y con sumo cuidado para que no entre nada de luz en el sensor. Recordemos que estamos realizando una larga exposición y que nuestro espejo está levantado.

Una vez montada la cámara sobre el segundo objetivo, que también debe estar tapado para que no entre luz, tan solo queda esperar a que el sujeto llegue al posadero o adopte la pose que creamos mejor y en ese momento tendremos que, y por este orden, destapar el objetivo, disparar la iluminación artificial y cortar la exposición. Ahora solo queda esperar para ver el resultado. Un consejo es que cuando se realicen este tipo de tomas, activemos en nuestra cámara el parámetro de reducción de ruido en largas exposiciones ya que la exposición puede durar varios minutos y esto ayudará a que nuestra cámara limpie de ruido la imagen resultante.

Una de las mayores dificultades es que al trabajar con fauna salvaje, los modelos son imprevisibles. En ocasiones están en el lugar adecuado cuando los necesitas y otras veces no aparecen en toda la noche.

Mucha gente me pregunta que para qué empleo esta técnica si se puede hacer con una doble exposición en cámara de manera mucho más sencilla o incluso mediante un montaje con PS, pues bien, el motivo principal es que siempre que pueda y que las condiciones me lo permitan prefiero utilizar la técnica y no un software, bien sea de la cámara o informático, a fin de cuentas lo que me gusta es la fotografía. Otra de las razones es que cuando comencé a usar esta técnica, mi cámara no disponía de la modalidad de exposición múltiple y tuve que apañármelas para poder realizar este tipo de imágenes de forma manual. Y otra razón más es que haciéndolo de esta manera generamos un solo archivo RAW original que nos permitirá por ejemplo participar en cualquier concurso fotográfico en los que en muchas ocasiones valoran este tipo de trabajos y en los que por otra parte no admiten montajes ni manipulaciones.

A continuación os dejo un ejemplo de una imagen que realicé con esta técnica y que fue galardonada con el primer premio en la categoría de fauna en el concurso internacional Memorial María Luisa y que lleva por título «Adoración».

a1

Doble enfoque con un solo objetivo

La técnica de doble enfoque con un solo objetivo es algo menos compleja aunque trabajando con fauna salvaje en plena oscuridad, nada es fácil.

Se trata de enfocar dos o más puntos mientras hacemos una exposición larga.

Para ello podemos usar cualquier tipo de lente aunque si lo que queremos es mostrar una porción grande de cielo o de paisaje nocturno, lo ideal será una lente angular.

Yo uso esta técnica para conseguir un enfoque preciso en todo el rango de la imagen, mostrando tanto el primer plano como el infinito a foco.

La manera de proceder seria la siguiente:

Primero encuadramos nuestra imagen y enfocamos el primer plano que iluminaremos de manera artificial mediante flashes o linternas dependiendo del efecto que queramos conseguir. Una vez hecho esto, arrancamos nuestra larga exposición que puede durar el tiempo que queramos y que nuevamente dependerá de los resultados que deseemos mostrar en nuestra imagen. Mientras dura la exposición, moveremos nuestro aro de enfoque al o a los puntos que hayamos decidido como nuevos enfoques. Estos puntos podremos iluminarlos artificialmente o si se trata de las estrellas simplemente dejar que la cámara exponga el tiempo necesario para conseguir el resultado deseado (circumpolares, trazos de estrellas, vía láctea, etc…).

Aquí os dejo una imagen realizada con esta técnica y que lleva por título «Una ventana al Universo».

a2

Múltiple exposición

La última técnica de la que os quiero hablar, la he descubierto hace poco tiempo ya que mi anterior equipo no gozaba de esta posibilidad.

Se trata de la exposición múltiple en cámara y tal vez sea con la técnica que se pueden componer imágenes más surrealistas y con un impacto visual muy alto.

Ni mucho menos esta técnica es igual que usar un programa informático de edición de imagen ya que y al menos en mi marca todo el proceso hay que realizarlo en la propia cámara mientras estas realizando las imágenes, es decir, no es tan simple como elegir dos imágenes o más y mezclarlas a tu antojo, sino que tienes que ir componiéndolas mientras las haces lo que hace que se requiera cierta técnica para que los resultados sean adecuados. Además hay un parámetro muy importante que es inamovible, el ISO. Esto quiere decir que el ISO hay que elegirlo cuando vas a comenzar la múltiple exposición ya que no podrás cambiarlo en las sucesivas tomas.

Cuando realizas este tipo de técnica, el resultado es un archivo RAW en el que suele aparecer un símbolo que define que esa imagen ha sido tomada con esta modalidad.

Esto creo que es muy importante de cara a que no haya fraudes con estas fotos de cara al espectador o a concursos fotográficos y por supuesto siempre habría que decir con naturalidad como están realizadas estas tomas ya que en muchas ocasiones son complicadísimas y requieren de un trabajo y planificación muy exigentes.

Hay infinidad de parámetros y de modos para realizar esta técnica y que daría para escribir otro artículo pero la mejor manera de aprender a realizarlas, es experimentar con los múltiples parámetros y dar rienda suelta a la imaginación para conseguir imágenes imposibles.

Otras dos imágenes ilustran esta técnica dentro del artículo. Sus títulos son «Cuando llega la noche» y «Eclipsada».

Espero que estas imágenes y estas pistas sobre como tomarlas, sirvan de inspiración para alguien.

 

Texto y fotos: Mario Cea

Concurso relacionado: Creativa en la naturaleza

banner-es

 

 

 

———————

Guardar

Anuncios

Un comentario en “Fotografía creativa de naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s