Artículo realizado por Fina Lunes, parte del jurado del concurso «Bokeh» en Fomunity.

Para ayudar a definir las bases de un «bokeh fotográfico», he seleccionado este párrafo de la Wikipedia.

Bokeh, pronunciado /bóque/, es un concepto japonés (ぼけ boke) que significa desenfoque. En fotografía se utiliza este concepto para referirse a la calidad subjetiva de un objetivo por la estética de las zonas desenfocadas que produce en una fotografía. De un modo más gráfico y práctico podemos entenderlo como la clásica imagen en la que el elemento principal es lo único que aparece enfocado y el resto de los elementos desaparecen, totalmente desenfocados, o lo hacen en forma de superficies luminosas poco definidas que hacen la labor de marco compositivo.

Se trata por tanto no de la cantidad de desenfoque que un objetivo produce, sino de cómo es este desenfoque.

Te invito a recordar algunos puntos clave que te ayudarán a confeccionar un bokeh:

  • Vamos a producir un mayor desenfoque, cuando utilizamos aperturas de diafragma mayores.
  • Vamos a producir un mayor desenfoque, si utilizamos longitudes focales lo más largas posibles.
  • Vamos a producir un mayor desenfoque, cuando el punto de enfoque está más próximo a nosotros.

El bokeh invita a dejar salir toda la sensibilidad, a través de la creatividad y talento que cada uno llevamos dentro.

Para ello voy a seguir invitándote a recordar algunos aspectos que pueden ayudar en la composición del bokeh.

  • Una buena gama tonal.
  • Una armonía en el color.
  • Unas formas producidas por la gama tonal, por el color, por las altas luces, o tal vez todo el conjunto que puedan hacer de la fotografía una imagen estéticamente atractiva visualmente.

Para seguir con un bokeh refinado, que podríamos considerar de una muy buena calidad.

Recuerda también que: Cuando existen brillos y reflejos producidos por las altas luces, estos deberían percibirse completamente difuminados si el desenfoque es muy pronunciado, o bien que los brillos y reflejos salgan redondeados sin que se puedan distinguir el número de hojas del diafragma.

Finalmente creo que lo más importante es que a través del bokeh puedas dejar salir las emociones o sentimientos que te ha producido la imagen que has seleccionado y estás fotografiando.

El bokeh, entendido como una característica (la «calidad» podríamos decir) de esa zona desenfocada de la imagen, es al fin y al cabo una herramienta para aislar la figura del fondo, pero, sobretodo, para sugerir aquello que es más elegante cuando es sobreentendido, que cuando es literalmente expuesto.

El bokeh nos ofrece la posibilidad de dejar entrever aquello que, aún siendo importante para la imagen, no hace falta mostrar de forma literal.

Y ahí está el juego, en dominar los factores técnicos para conseguir que ese bokeh sea en un momento dado descifrable sugiriendo aquello que sólo necesita ser visualmente susurrado, sea una buena parte de la imagen o incluso la imagen entera.

Porque… ¿quién dice que no toda la imagen puede ser «bokeh»?

¡¡Que disfrutes de un buen y feliz bokeh!!

Texto: Fina Lunes

Concurso relacionado: Bokeh

banner-es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s