consejos

Fotografías que provocan emociones, por Fina Lunes

Hay situaciones, momentos, lugares, personas, que provocan en nosotros sentimientos y emociones. Muchas veces, queremos reflejar y dejar constancia de estos instantes, a través de nuestras cámaras fotográficas, creando imágenes que además nos gusta compartir.

Para este tipo de imágenes en las que dejamos paso a toda nuestra sensibilidad, es importante tener en cuenta algunas consideraciones:

Poder identificar la emoción o sentimiento antes de realizar la toma

Para ello es bueno saber y tener claro lo que andamos buscando para fotografiar. ¿Qué tipo de sentimiento o emoción quiero fotografiar? Por ejemplo, ir en bicicleta nos produce alegría cuando la utilizamos para momentos de ocio, o tal vez, cuando vamos en bicicleta por carretera detrás de un coche, es una situación de peligro.

Son situaciones distintas, que generan emociones diferentes. Determinar desde qué punto de vista quiero realizar la imagen, es clave para poder comunicar a los demás el sentimiento que me produce.

Mirando la escena a través del visor

Algunas veces, estas imágenes vienen de forma inesperada, otras las hemos elaborado antes en nuestra imaginación. Tanto unas como otras, lo importante es que queremos que despierten en nosotros este sentimiento o emoción que nos gustaría compartir. Una forma de realizar estas imágenes, es mirando la escena a través del visor antes de realizar la fotografía. Si puedes identificar la emoción que te ha despertado y coincide con la que estás buscando ¡adelante! Sólo falta apretar el botón y realizar la fotografía.

Si no es así, a veces debemos cambiar algunos parámetros de la cámara, como la óptica, el diafragma, etc. También el ángulo de visión y realizar otro encuadre nos puede ayudar a conseguir lo que queremos. Al realizar todos estos cambios y empezar a realizar fotografías, algunas veces puede suceder que el resultado sea provocar otra imagen distinta de la que andamos buscando.

Dejar paso a lo inesperado, a las sorpresas…

Cuando ocurre que buscando una imagen concreta, aparece otra de forma inesperada, pero que nos ha dejado gratamente sorprendidos, porque también despierta en nosotros distintas emociones, es bueno NO borrar la imagen aunque no es lo que andamos buscando.

Dejar la mente abierta y libre para la selección final

Siempre es importante tratar de conseguir aquella imagen que nos hemos propuesto, naturalmente. Sin embargo, es igual de importante mirar y realizar la selección final con detenimiento, con la mente abierta y libre, porque tal vez, la mejor fotografía, se puede quedar sin editar.


Este artículo ha sido escrito por la fotógrafa Fina Lunes, profesora del IEFC y jurado en algunos de nuestros concursos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s